tratamiento para los pacientes pesados

En el turno de noche  en los hospitales siempre hay algún paciente coñazo que no está de acuerdo con la dosis de calmante o de cualquier fármaco que le ha recetado el doctor; siempre van a quejarse a la enfermera, pero ésta en especial tiene una técnica que no falla y que pone en práctica cada vez que uno va a darle la lata: le baja los pantalones, le hace una mamada hasta que se corre, y asunto arreglado. Así siempre duermen de un tirón.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS