Todo tiene su explicación

Dicen que las apariencias engañan y en la mayoría de los casos es así, que una chica se compre un consolador gigante no quiere decir que sea una zorra ni mucho menos o que la polla de su novio se quede corta, todo lo contrario, en cuanto veáis al maromo de esta latina comprenderéis porqué tuvo que comprar semejante pollón de goma…

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS