sin saberlo se estaba follando a su madre

Quizá esta sea la mejor prueba para demostrar que el tabú del incesto está en nuestra cabeza y no es tan malo como lo pintan, sin duda estos asiáticos son expertos en crearnos dudas… A un joven pajillero le dieron la oportunidad de participar en un juego porno en el que tendría que follarse a 4 tías, eso sí, en ningún momento vería sus caras y tan solo se limitaría a decir: “quiero ese coño”, y así hasta tirárselas a todas. La gracia del asunto es que una de esas cuatro mujeres era su madre y no me preguntéis cómo es posible que se prestara a eso, el caso es que fue otra de las que se puso de culo para que el joven se desahogara con ella. Finalmente el chico se enteró de lo sucedido y se sintió avergonzado por un momento, pero algo debió cambiar en su cabeza porque le volvió a echar otro polvo a su vieja pero esta vez cara a cara.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS