¿Que haces hijo? Voy a correrme dentro de ti madre

Su hijo estaba obsesionado con ella, pero era una obsesión enfermiza. Lo que empezó como casi todos los días acabó en una corrida interna de este hijo en su madre. La cosa empezó de forma poco habitual. El chico estaba caliente y directamente le tocó uno de sus pechos a su madre. La mujer se alarmó. ¿Que estás haciendo? le preguntó. El muchacho sabía perfectamente lo que quería y también sabía como conseguirlo. Le explicó que quería sexo y ella le dijo que no.

Pero el muchacho tenía un arma secreta, sabía de los problemas económicos que arrastraba su madre por su adicción al juego. Así que sacó un fajo de billetes y se lo plantó en la cara. Le dijo que si lo quería tenía que acceder a follar con él. La madura tras mirar de reojo los billetes acabó cogiéndolos ante la sonrisa del chico.

Ya estaba lista, comenzó a mamarle la polla, el tío estaba encantado. Pero no quería acabar en su boca, eso habría sido algo sucio. Le dijo que se pusiera la lencería más sexy que tuviera y que fuera a la cama. Ella obedeció. En lugar de su madre parecía una vieja prostituta, la tenía a su servicio. Comenzó a follar su peludo coño, al fin había conseguido hacer realidad su mayor fantasía sexual.

Mientras se la follaba le comía las tetas, hasta que de repente algo sucedió. Se acababa de correr dentro de su propia madre. Sacó la polla y ahí estaba su chocho chorreando semen. Le había hecho unos de esos famosos creampies.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS