probando la maxima potencia del vibrador

Posiblemente esto sea lo más parecido a recibir la descarga de una pistola electrica de esas que utiliza la policía para inmovilizar a los delincuentes, solo que en lugar de dolor, las tías sienten un placer tan inmenso que les paraliza el cuerpo. Gracias a estas chicas tan atrevidas es posible testear este tipo de máquinas consoladoras y en base a sus efectos se hace el manual, aunque tiene que ser muy genérico porque cada mujer es un mundo y etiquetar un orgasmo es prácticamente imposible. Como hay bastantes puritanos escépticos que de primeras siempre piensan que es todo mentira, les invito a que se pongan unos auriculares y escuchen en estéreo el zumbido de la máquina cuando la zorra le mete caña…

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS