Penetrando a su hermana, ella no se lo podía creer

Pilló a su hermana haciendo ejercicio en el salón, que buena estaba la zorra. Solía espiarla a menudo e incluso masturbarse viéndola. Pero ese día una paja le sabía a poco, así que fue a probarla a ver que pasaba. Se acercó y comenzó a tocarle el culo, las sutilezas no iban mucho con él. Pero para su sorpresa descubrió que la zorra no llevaba bragas. Eso se la puso mucho más dura aun, porque le estaba viendo el coño. Estaba a un simple paso de penetrarla. Se puso a tocarle el chochito y lo tenía muy mojado, pero justo cuando iba a penetrarla ella se dio la vuelta con intención de hacerle una mamada. No se lo podía creer, sentir la boca de su hermana en su rabo lo puso muy cachondo. Después se tumbó, el tío agarró su polla y fue a penetrarla. Al principio le costó un poco, tenía su chocho muy cerrado, pero finalmente entró.

La jovencita no se podía creer que su hermano se la estuviera follando, pero los dos disfrutaron de la experiencia. Al final el tío se corrió sobre su culazo, ese mismo culo que tantas veces había visto en su casa y que en tantas ocasiones se había imaginado follándoselo.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS