mi vida por un puñado de pis

La filosofía de estas guarras que se meten en una habitación para beberse el pis de cincuenta tíos es bien sencilla: puede que la nevera y la despensa de mi casa estén vacías, pero por mi padre que no me faltará una polla de la que beber… Escuchado así es hasta gracioso, pero no os imagináis hasta qué grado de adicción oral llegan algunas tías y si no es porque lo vemos en vídeo nadie podría creer que existen cerdas de este calibre. Pues nada amigos, aquí tenéis a una de estas yonkis del pipi, toda para vosotros y que la disfrutéis ;D.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS