mi pareja quiere ser un cubo de basura

El sadomasoquismo es una de las cosas que más juego puede dar en el sexo y existen miles de fantasías que van desde ser un water humano hasta un lamedor profesional de ojetes, todas y cada una de ellas son consentidas y hay millones de personas en todo el mundo que disfrutan practicándolas. En esta ocasión, una lesbiana le dará el gustazo a su pareja haciendo realidad su última y retorcida fantasía: ser un cubo de basura… Con lo caros que están los impuestos de recogida de basuras creo que estas dos cerdas se merecen una rebajilla en el precio de la factura, de hecho seguro, que no les darán mucho trabajo a los basureros porque estas son capaces de comerse sus propios deshechos XDDDD. 

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS