mi mujer se ha convertido en una yonki anal

Aunque quisiera ponerme en el lugar del marido de esta madurita, mi cabeza no llegaría a entender un vicio tan extremo que te lleva a meterte un puño por el culo varias veces al día ya sea en el coche, mientras te duchas, en tu hora del almuerzo en el trabajo o en los aseos de un centro comercial, a esto se le llama traspasar por completo las barreras del placer controlado para convertirse en un adicto al auto fisting anal. Para los que disfrutamos de estos vídeos es una gozada encontrarte con perlas como esta, pero en el fondo me compadezco de esta milf porque cuando algo no es controlable te conviertes un en Yonki, que Dios la ayude… XDDDD.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS