madura enseña y su hija aprende

Otro caso de incesto con maduritas muy cochinas pero que ésta vez puede estar hasta justificado, ¿qué madre no querría que su hija disfrutase plenamente de su sexualidad?. La mamí tiene todas las mañanas el mismo protocolo: desayuna, se ducha, se pone divina de la muerte y se marcha un par de horas de tiendas a gastar el dinero del viejo. Su hija confiada pensó que aquella mañana haría lo mismo que de siempre, pero no amigos, algo se olió la madurita y regresó antes de hora pillando a su hija y al novio haciendo cochinadas, aunque sintió un poco de lástima por ellos y se encargó personalmente de darles unos consejillos a la joven para sacar partido de la verga de su chico.

370183 veces visto

Categorias: incesto

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS