la vecina viene a por azucar y se va con leche…

Mi vecina y yo tenemos un código propio con el que nos entendemos de maravilla, solo con decir “hola, vengo a por azucar”, es suficiente para saber que quiere que le eche un polvo y obviamente lo único que va a sacar de mi ese día es un chorreón de leche en su boca que flipas. Vecinitas como estas son las que necesitan los solteros ¿verdad puritanos?, tías abiertas y liberales que no quieren más complicaciones que las de follar, si la vida fuese así de fácil está claro que seríamos las personas más felices del mundo, ainnnnnssssssssss…..

101005 veces visto

Categorias: amateur

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS