la mejor de las esposas

Cuando me casé con mi novia de toda la vida, nunca imaginé que era tan obsesa con el sexo, puesto que durante todos nuestros años de noviazgo nunca fue demasiado pródiga y me costaba mucho llevarla a la cama; pero desde nuestra boda y cuando nos mudamos a nuestra nueva casa, la tía me dio una sorpresa estupenda, y es que ahora se pasa el día cachonda, y no hay mañana que después de tenerme casi toda al noche follando, no tenga que obsequiarla con un polvo antes de irme a trabajar.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS