la cena siempre puede esperar

Es curioso que cuando uno tiene muchísima hambre prácticamente no puede pensar y necesita comer a toda costa porque piensa que se va a desmayar, pero luego ves que tienes una mínima posibilidad de echar un polvo y se te pasa el hambre como por arte de magia. Podéis llamarnos interesados o lo que queráis puritanas, pero aprieta mucho más el hambre de meterse un coño en la boca que una hogaza da pan y a cualquier tío que le preguntéis siempre os dirá lo mismo: “cariño, la cena puede esperar”…

49087 veces visto

Categorias: amateur

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS