la amiga de mi mujer no se saciaba con nada

Si su mujer ya era prácticamente insaciable, su nueva compañera de trabajo mucho más porque la muy puta era de las que no tenía suficiente con una penetración, y además de la polla del tipo, también necesitó la ayuda de un gran consolador que sellara su coño al vacío. Qué envidia me dan a mi estos matrimonios liberales, tu mujer masturbándose el culo y tú tirándote a su amiga como si nada, a la inversa no me haría tanta gracia pero dos tías zorras para mi solo es una pasada.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS