ganas de hacer pis despues de un fisting anal

No tenía ni puta idea de que después de hacerte un fisting anal te entrasen ganas de pear, pero cuando te metes un puño por el culo como lo hizo esta madurita es bien seguro que remueves el intestino grueso, el delgado, el estómago, los riñones, el hígado, la vejiga y el esfinter, vamos, lo raro es que no te entre una diarrea de la ostia. Como está bien preparada y tiene amplia experiencia en el tema, la mujer tiene una jarrita de cristal que la acompaña en todas sus grabaciones ameturs y estoy seguro de que le tendrá un cariño especial, seguro que ese recipiente pasa más horas al día con ella que su propio marido.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS