Follándome a mi hermana dormida

Mi hermana estaba dormida solo con su tanguita. Le quité las sábanas y ahí estaba, su cuerpo perfecto y su culazo de jovencita pidiendo polla. Me puse a jugar con ella pues no se despertaba, la acaricié y la toqué. La muy zorra seguí dormida, o se lo hacía. Ni tan siquiera le quité el tanga, solo se lo aparté un poco, lo suficiente para que mi polla pudiera entrar en su coño sin ningún obstáculo. Y así lo hice. Lo sorprendente fue que cuando la penetré su coño estaba muy húmedo. No sabía si estaba despierta y cachonda, o si se había puesto caliente en sueños.

Después de un rato follando su coño caliente la muy zorra se dio la vuelta, estaba despierta. Fue entonces cuando ella se cansó de hacerse la dormida y empezó a tomar la iniciativa. Se montó sobre mi polla y empezó a cabalgarme. Pero tenía un culazo impresionante y yo quería correrme viendo ese culo. Siempre fue una chica bastante culona, así que la puse a cuatro patas y la follé por detrás mientras le metía un dedo por su culo. Fue entonces cuando me corrí y mi polla parecía una manguera, dejé todo su culo lleno de mi leche.

73440 veces visto

Categorias: incesto

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS