el novio de mi madre se pone pesado

Un tío con la testosterona por las nubes es como un tiburón cuando va a atacar, hasta que no consigue saciarse no para de hostigar a su presa. Como ya se ha follado a su hijastra más de una vez, la hija de su pareja es su objeto de deseo diario y todas las mañanas cuando se levanta ya os podéis imaginar qué pasa por la cabeza de éste maduro, desde luego nada bueno… De buenas a primeras a ella nunca le apetece, pero unos besitos y unas caricias en su sexo hacen que vaya entrando en calor, pocas cosas hay más efectivas que masturbar a una tía mientras te comes hasta el último rincón de su cuerpo.

277394 veces visto

Categorias: incesto

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS