el mal trago de que te toque un viejo ginecologo

Puritanas, sabemos de sobra que no es lo mismo que os toque un ginecólogo de poco más de 30 años con algo de canas, con un cuerpo musculoso, con un olor a perfume masculino que atonta y ojazos grandes azules que se clavan en los tuyos, que un viejo apestoso, calvo, con alitosis y al que se le cae la baba cuando ve un coñito veinteañero, pero en ambos casos son unos grandes profesionales que velarán por vuestra salud y prevendrán posibles enfermedades futuras. Por si os sirve de consuelo fijaos en nosotros, como nos tengan que revisar la próstata nos pondrán en una fría camilla a 4 patas y nos meterán el dedo por el culo sin ni siquiera besarnos ni acariciarnos, y con un poco de suerte, quién nos haga eso será una mujer XDDDD.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS