cuando hay hambre buenas son dos pollazas

Tú dale a dos lesbianas muy zorras un par de pollazas de goma y un bote de nata y verás de lo que son capaces, eso sí, prepárate para que te dejen la habitación hecha una mierda porque como es normal no van a mirar si te ensucian el suelo, la pared o el edredón. La solución nos la da este par de golfas y es sencillamente montar la fiesta bizarra en la bañera, después de hacer las mil y una cochinadas te duchas y aquí no ha pasado nada.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS