El cocho cerrado de asiática se abre como una flor

Puede que el refrán de “en boca cerrada no entras moscas” sea cierto, pero en puritanas tenemos otro dicho y es que “en chocho cerrado si entran pollas”; no importa lo cerrada que esté la rajita de una jovencita porque al final siempre acabará con un pollón metido hasta el fondo. Veamos por ejemplo a esta putita asiáticas, al principio del vídeo intentaba dilatarse con un consolador y daba la sensación de que no le entraba ni la puntita, pero nadie se imagina que unos minutos después tendría un rabo más gordo que su brazo machacando las paredes internas de su vagina…

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS