chicos usados como consoladores humanos

Esto bien podría encajar en el denominado porno para mujeres pero llevado al extremo y cómo no una productora asiática ha sido la encargada de producir semejante vídeo bizarro. Durante 2 horas veremos el día a día de un grupo de estudiantes que comparten un piso muy peculiar a la vez que vanguardista: sus muebles son un puñado de chicos que se prestan voluntarios para hacer de relojes despertadores humanos, bancos de cocina, sillas o camas y su única misión es la de servir a las chicas en todo lo que necesiten pero sin intervenir en nada, tan solo tienen que tener la polla dura y correrse…

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS