Casting a una inocente jovencita

Hoy en día casi todos los castings porno se graban, es muy morboso ver a jovencitas tímidas follando como cerdas delante de las cámaras. Algunas de estas chicas no tienen dinero ni para un taxi, por eso quieren probar suerte en el mundo del porno. Saben que están buenas, saben que tienen buenos cuerpos pero algunas de ellas no tienen ni idea de como aprovecharlo para ganar dinero. A las que les gusta el sexo lo tienen fácil, se trata de acudir a un casting porno como este y buscar su oportunidad.
Para esta chica el casting de hecho empieza antes de llegar al estudio, en el mismo coche. Fue el tío el que la recogió en su vehículo para llevarla a la audición, y ahí mismo empezó a meterle la mano en el coño. La sorpresa fue cuando llegaron y no se trataba de ningún estudio, sino más bien de un piso privado: su casa.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS