Disfruta de videos gratis, peliculas porno, fotos porno y mucho sexo gratis

Panel de Control

» Chicas Conectadas

» Gente conectada ahora

Ver todo el listado...

» Videos Destacados

» Fotos Destacadas

look extremo para montar en coche
Visitas: 32868 Votos: 27

se quita todo menos su larga melena
Visitas: 29155 Votos: 23

a christina le gusta la cocina
Visitas: 21709 Votos: 13

» Relatos Eróticos

mamada en la playa

Al tiempo que nos toqueteaban, nosotros empezamos a acariciar sus culos, pubis, cinturitas y toda... 


preliminares en un tren a medianoche

Me puse frente a él y me desabroché el abrigo, le dije que metiera la mano en mi bo... 


fantasia en la playa con un negro

Accedo y me tumbo boca abajo encima de la toalla, empezó a ponerme crema por las pantorril... 


por debajo de la mesa

La lengua recorre lentamente cada pliegue y recoveco, saboreando y sorbiendo cada gota del n&eacu... 


una leyenda familiar

La verga de mi abuelo era considerada en la familia un regalo de la naturaleza o de los dioses, ... 


» Inicio » Relatos Eroticos » lesbicos » la hija de mi amiga me pone un monton

la hija de mi amiga me pone un monton

por krista el 22-02-2010

Soy Silvina, de Buenos Aires, tengo 33 años, divorciada hace seis y sin hijos. Bisexual, con mayor preferencia por las chikas. Desde mi divorcio no he vuelto a reincidir con parejas estables, tengo muchas amigotas y un amante fijo. Un señor amable de más de 50, casado, que me visita cuando puede y me hace muy feliz en todo sentido, pero como digo más arriba prefiero estar con mujeres. Les cuento que soy linda, y tengo muy buen físico, alta, pelo castaño claro, linda cola y unos excelentes pechos (ayuda de la cirugía).

He decidido relatar mi historia con Vero porque ella me gusta y el solo recordarla me pone muy mala. Jajaja.

Verónica tiene 20 años y es hija de una amiga de mi madre. Esto que les cuento pasó una noche en que mi madre invitó a su amiga con Vero a cenar, yo pasé de casualidad por casa de mi madre –vivo sola- y quedé también invitada a aquella velada. A Verónica solo la había visto unas ves anteriores y me resultó una niña simpática y muy bella. Me gustó.

Ese día estaba realmente esplendorosa, jeans ajustado que le marcaban muy bien su hermosa cola, blusa ceñida al cuerpo que dejaban imaginar unos hermosos pechos, no muy grandes, pero bien redonditos. Ella es morocha de ojos color miel y tan alta como yo. Yo no iba muy arreglada, ya que salí de mi trabajo y fui de mamá. Llevaba unos pantalones negros de vestir y blusa celeste.

Al llegar salude amablemente a todos y me quedé fascinada con la cola de Vero, quien me saludó con un beso muy ruidoso en mi mejilla. En algún momento de conversaciones intrascendentes de las cuatro noté como ella me estaba mirando fijamente, al buscar sus ojos no solo que no los bajó sino que me tiró una caidita de ellos y una sonrisa. Eso me provocó un cosquilleo interior muy dulce.

Cuando nos disponíamos a armar la mesa para cenar, mi Madre notó que no había pan, por lo que con un grito me conmino a encontrar a esa hora de la tardecita alguna panadería abierta por el barrio. Invité a Vero me acompañará en la aventura de conseguir algo de pan. Mi madre vive en un 6to. Piso de un edificio coqueto de Recoleta, por lo que bajamos juntas con Verónica en ascensor. Apenas subimos le dije sin más: Que bien te van los jeans, te favorecen con esa hermosa cola que tenés...

Ella se sonrío y contestó: Gracias Sil, a mí me gusta como te queda tu blusa celeste, ya que te favorece con esos hermosos pechos que tenés y me sonrío ampliamente.

Creo que ese corto dialogo permitió a ambas darnos cuenta de que ambas iríamos esa noche por más y obvio las dos éramos bisex. Durante el trayecto a la panadería nos hicimos bromas sexuales, chistes tontos y casi íbamos abrazadas como colegialas por la calle. ¡Había mucha onda.!!

Al volver, tomamos el ascensor nuevamente, apenas salió Vero me tomo del brazo me acercó a ella y me robó un beso. Rápidamente la correspondí. Y además aborté la subida pulsando el botón rojo de "parada de emergencia". Nos besamos y acariciamos apasionadamente un buen rato. En un momento me separé para decirle: Vero, debemos volver pero encontrar alguna excusa para estar juntas esta noche, querés? Ella me respondió con un beso que casi me mata. Y me dice: Sil, voy a decir a mamá que debo ir a estudiar de mi amiga Carolina, y vos dirás que me acercas a su casa, y luego decidí vos donde me llevas. La besé, destrabé el ascensor, llegamos al 6to, entramos de mi madre, dejamos el pan, servimos la mesa, cenamos. No parábamos de mirarnos y hacernos sonrisas más caricias con nuestros pies sobre nuestras piernas ya que estábamos una frente a otra en la mesa.

Al llegar los postres, Vero le habla a su madre en el oído y esta con mala cara nos dice: Esta chica, me dice tiene que irse a estudiar de su amiga Caro, es tarde no me gusta se vaya a esta hora sola en taxi.

Entonces y según lo acordado, intervengo para decir: Señora, quédese tranquila yo la llevaré a Verónica, ya debo irme ya que mañana trabajo temprano y no creo me lleve mucho tiempo acercarla.

..............Vamos Vero...................................

¿Adónde me llevás?

.....a mi depto. amorcito..........

.....hum.......¿es lejos de aquí?.........

.....a 3 cuadras.....jajaja........ni el auto necesito........

iupi.....caminemos rápido..........

..aquí es.......es en el 1er. Piso..........vamos por la escalera.........

.......si Sil, vamos........

Llegamos al primer descanso y ya estábamos contra la pared besándonos como locas, era notorio que estábamos muy calientes y que nos habíamos deslumbrado la una de la otra.

Le desabroché dos o tres botones de su blusa, hizo ella lo mismo conmigo y comenzó a acariciarme las tetas. Nuestras lenguas guerreaban sin parar. Alcancé a zafar de tremendo abrazo de oso que me hacía y desabroche sus jeans. Vero intentó con el mío pero no pudo. Pude meter mi mano dentro de sus jeans por detrás y acariciar sus nalgas, y toda su cola hermosa. Un fuerte ruido, se abrió la puerta de entrada, nos volvió a la realidad por lo que apresuradamente llegamos a mi piso, los nervios no me dejaban encontrar la llave, al fin abrí y entramos. Encendí la luz del living y cuando me doy cuenta ya Vero me había quitado mi blusa y desabrochado mi corpiño, me tira sobre el sofá y comienza a comerme las tetas. Con esfuerzo puedo detenerla y entre gemidos quito su blusa y bajo sus jeans, ella logra dejarme solo con mi tanga azul. La corro por el living y al alcanzarla también sola la dejó con hilo blanco que le quedaba de mil. Nos seguimos corriendo alrededor del sofá y caemos en el piso alfombrado, la abrazo y me dice:

,.......el primer día que te vi me gustaste, no pensé que al segundo me encamaría con vos.....

.....a mí también me gustaste, pero hoy me deslumbraste y me apasionan tus labios y tu culo..........hermosa........

Nos besamos alocadamente con mucha pasión, ella encima de mí..........corto el beso y le digo:

...intuía que algo entre nosotras pasaría.....

....sí, me di cuenta, no se, que te gustaban las mujeres.....

........si bonita, sobretodo si son como vos........

.........a mí me revan las más grandes como vos........

Siempre ella encima mío.....

Me comienza a lamer el cuello, yo acaricio su espalda y mis manos se apresuran para bajar a su cola hermosa. Me besa tan rico el cuello que comienzan mis gemidos, baja un poco su lengua y lambetea mi canalcito, para prenderse como una beba de mi pezón derecho que estaba súper erecto. Me mata como me come. Gimo y gimo. Logro darla vuelta, ahora yo sobre Vero, y sin darle tiempo comienzo a chupar sus tetas pequeñas pero respingadas y redondas. Un placer. Escucho como sus suspiros se convierten en gemidos. Voy bajando con mi lengua por toda su pancita, ni me detengo en su ombligo, le saco de un mordisco su hilo y veo una cosita deliciosa, bien depilada, bien coloradita de calentura y ya muy mojada. Apenas rozo mi lengua en ella y Vero emite un grito y otro. Pero sabe que voy en búsqueda de algo más, alza sus piernas y las acomodo sobre mis hombros, como puedo comienzo a acariciar su ano y a salivarlo, mi calentura va en aumento, mis jugos también salen por doquier. Meto mi cabeza allí y comienzo a lamer su culo, más y más, hasta que puedo introducir mi lengua bien e a poco para de un saque meterla más adentro. Vero vuelve a gritar, no dejo de comerme ese culito hermoso pero también acaricio su clítoris que está durito, inflamado. No se cuanto dura esto pero si me doy cuenta de que se está por correr, entonces bajo sus piernas y me lanzo a chupar su concha a más no poder, meto la lengua, alcanzo su clítoris y meto dos dedos, ella sigue gritando y por allí encorva su espalda y todo su ser para venirse en una forma violenta y atrapante, llena mi boca de flujos maravillosos. Seco toda su humedad con mis lengüetazas, vuelvo a subir para besarla, le llevo sus jugos a su boca. Me abraza con ternura, descansa, pero yo ardo.

....Amor.........quiero tenerte

.......y yo recibirte........

Comienza chuparme nuevamente mis tetas, le apasionan, lo hace y con su mano derecha me mete dedos en mi concha húmeda y caliente, uno, dos, tres..........el mete y saca es tremendo y no para de comerme mis lolas. Ya me tiene, gimo y gimo, hasta que siento un calor inmenso dentro de mí, la siento a ella dentro mío y me voy.........al volver nos acurrucamos, besándonos con suavidad, nos acariciamos, nos miramos...

.........fue fantástico Vero.......

.........fue un placer total Sil........

........una de mis mejores noches Sil.........

......amorcito...............

Volvemos a prendernos en un beso lengua a lengua y entrelazamos nuestras piernas, nos acomodamos como podemos, nuestras conchas se enfrentan, los clítoris se ponen uno encima del otro, parece que lo hacemos tan bien, que quedan encastrados, y allí comienza un movimiento vertiginoso, gritamos a la par, nos movemos frenéticamente, nos amasamos las tetas, y nuestros sexos son solo uno. Siento que me vuelvo a correr ya, a Vero le pasa lo mismo, nuestros movimientos aumentan aún más y en algún momento estallamos juntas.

Fue hermoso, tierno, muy caliente, apasionado, loco, hermoso. Ella me abraza, y nos vamos quedando dormidas.

Nos despertamos a la madrugada, la beso, me besa.

.....Debemos repetir Vero........

..........Si Silvina.............muchas veces.......

Nos besamos, abrazamos y el sueño nos vuelve a vencer.
  • Visitas 57417
  • ¡VOTA!

Tags:    relatos eroticos   veinteañeras   treintañeras   lesbianas   atraccion  


COMENTARIOS

Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.

negro30062012  |  09-09-2014
delicioso

masSabrosaQtu  |  19-10-2010
ahh tuu relato mee puso cachonda,..

supernatural  |  08-05-2010
delicia de relato, esto es lo que las mujeres deberian escribir,nos ponen a halarnoslo como locos


Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


Buscar en Puritanas








registro

2001 - 2013 © www.puritanas.com | Diseño, imagenes y logotipo protegidos © | Solo mayores de edad. puritanas es una marca registrada y se perseguirá a todo aquel que haga uso de ella