Disfruta de videos gratis, peliculas porno, fotos porno y mucho sexo gratis

Panel de Control

» Chicas Conectadas

» Gente conectada ahora

    Ver todo el listado...

    » Videos Destacados

    » Fotos Destacadas

    latina en estado puro
    Visitas: 22883 Votos: 25

    una rubia que inspira a cualquiera
    Visitas: 8698 Votos: 6

    cubriendo sus nuevos piercings
    Visitas: 11559 Votos: 7

    » Relatos Eróticos

    monja en pleno extasis

    El pecho de Teresa subía y bajaba, frenético y ansioso cuando el ángel volvi... 


    sexo lesbico a traves del telefono

    Ella sin ningún temor me propone, quieres hacer el amor en este instante??? Guaooo yo qued... 


    triunfo con un anuncio en la web

    Él se anunció en una página web, una de relatos como esta. En vez de narrar ... 


    pasando un buen rato

    Es un amigo tuyo que nos ha descubierto, yo me averguenzo pero tú te sonríes y nos ... 


    celebramos nuestro reencuentro con sexo anal

    Me penetro totalmente, sentí su pubis chocar en mis nalgas, se quedo quieto cuando me la ... 


    » Inicio » Relatos Eroticos » zoofilia » sexo con su perro

    sexo con su perro

    por fati el 24-08-2009

    Siempre me habían excitado las historias que me contaba, la forma cómo en su finca disfrutaba de sus perros, cómo masturbaba a su labrador chocolate, cómo se divertía viendo a su San Bernardo encima del otro labrador, cómo permitía que la olieran y lamiera su sexo, últimamente estaba feliz descubriendo y acariciando a su caballo y cada día aprendía más de los equinos, como fue la primera vez que logró una erección y su sexo se humedeció al ver semejante tranca tan inmensa, gruesa y rugosa al tacto.

    Bueno con estos antecedentes les cuento que estábamos esa noche, a 11 pisos de altura, volando bajo, acostados "viendo" televisión, cuando comenzamos a acariciarnos, a besarnos, el jean salió rápidamente de su sitio y empecé a chupar todos esos jugos que su sexo oscuro y travieso me ofrecían. Con sus manos en mi cabeza sentía como disfrutaba y volaba a esos sitios donde sólo se llega con un buen orgasmo. "Súbete" me pidió, "pero no lo entierres", eso era mucho pedir, sin embargo me acomodé en medio de sus piernas bronceadas y empecé a rastrillar su sexo con mi tranca que estaba a reventar. Oía como se humedecía cada vez más y sentía como tenia otro orgasmo temblando de pies a cabeza. Sus manos agarraron mis nalgas y sabiendo que me excitaba que me abriera el culo, me dispuse a volar un poco más alto.....sin embargo esta vez me golpeó rápidamente y dijo "aquí Copito, aquí"... su perro, un french poodle que estaba de espectador obedientemente inició a pasarme su lengua (sensacional) por el ojete del culo, intenté como zafarme pero el placer era tan grande que aceleré mis movimientos y el perro también lo hizo, luego se acomodaba al lado intentando meter la cabeza en medio de los dos sexos y al no poderlo seguía por detrás. Fueron minutos de plena excitación, allí mismo sin penetrarla me derramé en sus labios y luego sentí y vi como Copito se tragaba todo ese semen y seguía lamiendo mi falo haciéndome brincar de emoción.

    "Mañana nos vemos al mediodía y exploramos más"... con esas palabras se despidió esa noche y me sentí como el príncipe del cuento de las mil y una noches al cual dejaban en la mas grande intriga.

    Almorzamos y nos dispusimos a dormir la siesta, Copito estaba mas cariñoso que de costumbre, juguetón y nos miraba con gran ansiedad. Ya mi verga estaba bien tiesa, ansiosa, al ver su cuerpo de 1.76 cm en esa cama, comencé a besarle sus labios, todos los cuatro, primero besos suaves luego con mayor pasión, me dijo " siempre que me besas me dan ganas de chupártela", me acomodé y sentí como me la chupaba haciendo que metiera cada vez más mi lengua en su sexo y su culo, placer inmenso, temblores y quejidos... también Copito estaba muy excitado, con su miembro a medio salir y jadeando encima mío, compartimos esos sabores, su lengua áspera rozaba la vagina y yo me deleitaba viendo ese "cunilingus" canino.

    Me acomodé nuevamente encima de ella y la penetré fuertemente, más quejidos de placer, Copito hizo lo suyo y comenzó a lamerme el culo, luego mis pelotas y la verga que entraba en su vagina rozándola también. Eso fue genial, la veo con los ojos vidriosos, abiertos, su boca seca, sus pezones parados y su cuerpo tenso, un orgasmo espectacular haciendo que me viniera completamente, danzando armónicamente con sus temblores.....¿y Copito? seguía lamiendo, solo lamiendo.

    Quedamos quietos los dos, agotados, y sentíamos como ese mejor amigo del hombre y de la mujer nos seguía deleitando con su instinto animal pleno, sin malicia, sin egoísmos, solo instinto.
    • Visitas 108613
    • ¡VOTA!

    Tags:    pareja   perro   sexo oral   follada   orgasmo  


    COMENTARIOS

    Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.

    muyputa  |  01-05-2012
    muy rico, ojala t hubiese dejado penetrar

    Veronica  |  14-03-2011
    Qué loco!!! No se si solo fué una de tus fantasías o fué real?


    Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


    Buscar en Puritanas








    registro

    2001 - 2013 © www.puritanas.com | Diseño, imagenes y logotipo protegidos © | Solo mayores de edad. puritanas es una marca registrada y se perseguirá a todo aquel que haga uso de ella