Disfruta de videos gratis, peliculas porno, fotos porno y mucho sexo gratis

Panel de Control

» Chicas Conectadas

» Gente conectada ahora

Ver todo el listado...

» Videos Destacados

» Fotos Destacadas

violet vestida de novia macabra
Visitas: 20282 Votos: 23

se mete su juguete en la sala de billar
Visitas: 24226 Votos: 48

bien aceitosa y lista para el horno
Visitas: 7473 Votos: 8

» Relatos Eróticos

orgia con el policia

No me había dado cuenta pero conducía muy deprisa, vi como el agente se acercaba a ... 


profesor de maduras

Luego de dos semanas de tomar clases conmigo, me pidió si no podía darle clases en ... 


mi hombre ideal

Lo besé profundamente y pensé que aunque el concepto del hombre ideal está m... 


tienes un e-mail

Esta es sin duda, la carta más erótica que ninguna chica le haya escrito a un chico... 


la reforma que salio bien cara

Mientras Jose la obligaba a que le mamara la verga, el viejo Roberto no perdia el tiempo, le abri... 


» Inicio » Relatos Eroticos » voyeur » espiando a mi vecina

espiando a mi vecina

por admin el 06-07-2008

Todo empezó un día de calor no hace mucho tiempo. Yo estaba en mi cuarto y decidí abrir la ventana para que circulara un poco el aire. Sin saber por qué miré hacia abajo y pude ver a mi vecina tendiendo la ropa en su lavadero. Ella todavía no creo que tenga 40, la verdad nunca hablé con ella. Es mas bien rellena, tiene pelo castaño y creo que es de otro país. Aparentemente vive sola y no esta casada. Ella nunca me vio y yo sin saber qué más hacer decidí observarla sólo por el hecho de curiosear. Ella iba y venía lavaba algo y se iba. Yo vivo en un piso 11 y ella en el 10 y mi ventana, como ya adivinaron, da a la parte interior del edificio, donde están las cocinas, los lavaderos, etc.

A la noche siguiente escuché unos ruidos y me acerqué a la ventana y allí estaba ella de nuevo colgando su ropa. En ese momento vi que tendía su ropa interior y luego se fue. Fui a buscar unos largavistas de teatro que tenía mi madre y me puse a ver con mucha atención lo que había colgado. Luego de un rato me fui a dormir.

A la noche siguiente escuché mucho ruido proveniente de abajo, me acerqué a la ventana y allí estaba ella otra vez lavando y colgando ropa y ordenando vaya a saber qué cosa en la cocina. Esta vez era más tarde, era como la 1 de la mañana, tomé los largavistas de nuevo y me puse a observar su lavadero. De vez en cuando entraba y salía. Así me quedé durante algo más de una hora, ya que no tenía nada mejor que hacer. Cuando ya empezaba a perder el interés ella salió con una remera verde y sin pantalones, sólo con sus panties.

Ahí empecé a poner más atención a lo que sucedía. Apagué la luz de mi cuarto para no llamar la atención y pude comprobar que funcionó, ya que ella nunca miró hacia mi ventana.

Yo la seguía mirando y ella seguía entrando y saliendo como si nada. Y era un poco obvio porque ella qué se iba a imaginar que alguien estaba despierto y la estaba mirando.

Sin siquiera notarlo mi pija se empezó a parar, hasta que alcanzó su máximo esplendor (y todo esto sólo por verla en panties y con remera). Ahí mismo empecé a hacerme la paja con una mano mientras con la otra sostenía los largavistas para mirarla de cerca.

En eso ella me dio la espalda y se agachó a recoger algo. Su culo no era el de una modelo precisamente era más bien relleno pero tampoco era anormal o exageradamente grande. En ese momento me puse a mil y aumenté el ritmo de la paja hasta que acabé en un mar de leche impresionante. Mientras yo acababa, ella se fue a su cocina y apagó todas las luces para irse a dormir. A partir de entonces cada vez que escucho un ruido me asomo a la ventana.

Hoy, 06 de diciembre del 2000, que escribo el relato, me asomé a eso de las 23:00 y la vi, con la misma remera verde, entrando y saliendo otra vez. Yo me quedé observándola pero apagó la luz rápidamente y se fue a dormir temprano, pero cuando creí que había terminado todo, prendió nuevamente la luz de su lavadero y se asomó apenas, tampoco me vio pero me dio un espectáculo impresionante. Se sacó su remera verde y la dejó para lavar el día siguiente y pude ver por unos segundos sus tetas contenidas por un pequeño sostén, que las realzaban. Luego se fue y apagó las luces. Yo quedé pasmado. Ahí nomás tuve que descargarme haciéndome una paja pensando en sus tetas.

A partir de este momento creo que se convirtió en mi obsesión y ahora que se acabaron las clases y no tengo que levantarme temprano, voy a quedarme despierto hasta que ella apague las luces y esperando para que salga otra vez en ropa interior.
  • Visitas 72761
  • ¡VOTA!

Tags:    espiar   voyeur   voyeurismo   vecina   vecinita  


COMENTARIOS

Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


Buscar en Puritanas








registro

2001 - 2013 © www.puritanas.com | Diseño, imagenes y logotipo protegidos © | Solo mayores de edad. puritanas es una marca registrada y se perseguirá a todo aquel que haga uso de ella