Disfruta de videos gratis, peliculas porno, fotos porno y mucho sexo gratis

Panel de Control

» Chicas Conectadas

» Gente conectada ahora

    Ver todo el listado...

    » Videos Destacados

    » Fotos Destacadas

    rubita peluda se da una ducha
    Visitas: 75029 Votos: 18

    maciza aburrida espera a su novio
    Visitas: 32002 Votos: 22

    la abuela se quita los calores
    Visitas: 61825 Votos: 45

    » Relatos Eróticos

    mi hermanastro me arreglo la noche

    Me incliné hacía adelante y comencé a besar el cuello de Roberto mientras un... 


    ansiosa de sexo a punto de divorciarse

    Le puse de pie y le dije que era hora de coger. Retiramos nuestras ropas y desnudos nos acostamos... 


    el gringo del hospital

    Me coloque junto a la cama y metí mi mano entre sus pierna era enorme el solo se limito a ... 


    los dos hombres de mi vida

    Durante casi toda la noche estuvo humillándome con sus aparatitos, sin desatarme, quit&aac... 


    un bingo, un trio y ligando en la disco

    Ella nos desabrochó los pantalones y nos sacó la polla, y con ambas manos nos empez... 


    » Inicio » Relatos Eroticos » no consentido » amor y muerte bajo las faldas de una monja

    amor y muerte bajo las faldas de una monja

    por krista el 17-12-2012

    De nuevo estaba ahí, agazapado, acechando en la oscuridad, esperando el momento en el que ella aparecería por las enormes puertas de madera. Desde hace varios meses que vigilo la entrada del viejo edificio, desde hace varios meses espero, ingenuamente, que ella se dé cuenta de su error y lo enmiende.

    Conocí a Cristina Mendoza cuando ella tenía 17 años y yo 20. Mi casa era uno de esos edificios antiguos que eclipsaba en magnificencia a las casas más modernas, era tan grande que vivíamos ocho personas en ella con comodidad. Cristina era novia de uno de mis primos por lo que su presencia era normal en nuestra residencia. Al principio mi actitud hacia ella era cordial con tintes de indiferencia, no era que sintiera alguna especie de aversión hacia ella solo que no tenía interés alguno en conocerla a fondo.

    Una tarde las juegas con mis amigos acabaron temprano y regrese a casa antes de lo previsto. Una figurada encorvada destacaba en el jardín, Cristina rodeaba su cuerpo con sus propios brazos. Su ondulado cabello negro, que caía suelto por su espalda, creaba una impenetrable cortina encargada de ocultar rostro, pero nada ocultaba los temblores que sacudían su cuerpo.

    Dudaba si debía de acercarme o si por el contrario tenía que irme y hacer como que no la había visto. Al final la curiosidad y la preocupación me arrastraron hacia el tronco donde estaba sentada, intente pisar con suavidad para no alertarla. Su cuerpo seguía sacudiéndose sin descanso, esperaba que alguna extraña enfermedad de la que nunca nos hubiera hablado creara los temblores. Sabía que mi esperanza era vana, pero aun así esperaba que alguna otra cosa le sucediera, definitivamente no deseaba encontrarla llorando.

    Cuando estuve lo suficientemente cerca pude verla con claridad las salinas lágrimas corrían presurosas por su rostro, al instante me quede paralizado nunca me había imaginado que Cristina pudiese llorar con tal desolación, parecía una chiquilla. A pesar de que era joven tenía una madurez sorprendente, controlaba sus sentimientos de una manera admirable y, aunque estaba en casa ajena, se conducía con confianza y corrección ante cada uno de nosotros, cosa que yo jamás podría hacer. Me preguntaba qué era lo que había roto las murallas de la chica fuerte, ¿qué era lo que la tenía en ese estado de desesperación total?

    Y ahí estaba yo, un ser insensible que buscaba la manera de consolar a su prima política que lloraba copiosamente por algún motivo desconocido. Mi poco tacto y mi falta de paciencia me obligaron a ir al grano:

    • Visitas 38298
    • ¡VOTA!

    Tags:    relatos eroticos   no consentido   sexo   monjas   necrofilia  


    COMENTARIOS

    Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.

    picandopiedra  |  28-01-2013


    Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


    Buscar en Puritanas








    registro

    2001 - 2013 © www.puritanas.com | Diseño, imagenes y logotipo protegidos © | Solo mayores de edad. puritanas es una marca registrada y se perseguirá a todo aquel que haga uso de ella