Disfruta de videos gratis, peliculas porno, fotos porno y mucho sexo gratis

Panel de Control

» Chicas Conectadas

» Gente conectada ahora

Ver todo el listado...

» Videos Destacados

» Fotos Destacadas

la mamada de una señorita bien
Visitas: 38404 Votos: 4

unas tetazas de primera calidad
Visitas: 12662 Votos: 15

guarra con el culo en pompa
Visitas: 46219 Votos: 96

» Relatos Eróticos

sexo anal con un chico bisexual

Empujo un poquito su pene y justo allí cerré los ojos con fuerza, él me mira... 


degradación al límite por su ama

Cuando Silvia la sacaba afuera, la llevaba a un pasillo, la colgaba de las manos o de los pies y ... 


fui infiel por necesidad

Comencé a sobarle la polla por encima de la ropa y él cada vez se agitaba má... 


diversion en el metro

Ella puso una sonrisa cómplice y me dio un beso, al bajar cayó en cuenta del semen ... 


vida de una esclava

Mi amo se había marchado hacía dos escasos días. Había arreglado los ... 


» Inicio » Relatos Eroticos » con maduras » la secretaria de mi cliente

la secretaria de mi cliente

por krista el 30-12-2011

Vivo en Colombia, más exactamente en Bogotá, siempre me he considerado un hombre afortunado con las mujeres, tal vez porque siempre he practicado deporte y soy de complexión gruesa, cosa que le agrada a muchas mujeres por aquello del aspecto varonil…hoy quiero compartirles una de mis historias que espero sean del agrado de todos…

Esto sucedió hace aproximadamente un año en una oficina de un cliente en Barranquilla, al cual tuve que visitar por asuntos de negocios… para los que conocen, las mujeres en Barranquilla son bastante atractivas en su mayoría por poseer cuerpos de curvas pronunciadas que incitan a la lujuria con solo mirarlas, y que en muchos casos corresponden estas miradas de forma sensual que enloquece a cualquier hombre…

Al llegar a la oficina, la secretaria de mi cliente, Karen, una mujer de aproximadamente 36 años, 1,65 de estatura, trigueña, de cabello largo, mirada sensual, sonrisa coqueta y unas curvas pronunciadas, marcadas por un vestido algo ajustado que resaltaba sus senos que a la vista eran como talla 36 y sobre todo su culo, grande, respingado, marcado por una tanga que se perdía en medio de sus preciosas nalgas…. al recibirme me dijo que mi cliente estaba retrasado para la cita y debería esperarlo por un rato, a lo cual solo pensé que era la oportunidad perfecta para conocerla…

Conversando pude saber que era separada, con un pequeño hijo y vivía con sus padres, poco a poco la conversación fue generando confianza al punto de que me atreví a invitarla a salir ese mismo día y quedé de recogerla al finalizar su trabajo a las 6 de la tarde para ir a cenar algo y conversar un poco…en ese momento llegó mi cliente, que sin percatarse de la situación me atendió durante una hora, durante la cual no podía dejar de mirarla ocasionalmente, sonriéndonos sin que nadie se diera cuenta, pero pudiendo leer en sus ojos lo que después sería una noche espectacular…

A las 6 pm estaba en la puerta de la oficina y decidimos mejor ir a un bar donde poder tomarnos un cóctel y continuar con nuestra conversación, llegando a un sitio tranquilo, de luz tenue y sobre todo solitario por ser inicio de semana…me comentó que se había separado hacía ya un par de años y desde entonces no había encontrado alguien que le despertara un sentimiento como para tener nuevamente una relación, yo simplemente le decía que era difícil entender como una mujer tan encantadora estuviera sola y al mirarla a los ojos pude ver la necesidad de afecto y sobre todo de sentirse deseada…

Al poco tiempo le dije que bailáramos para poder sentirla más cerca de mi, en ese instante colocaron un vallenato perfecto para mis planes, al abrazarla y recostarla contra mi pecho pude notar lo bien que se sentía, siempre he sabido que a las mujeres les gustan los hombres de pecho marcado y gracias al deporte ese es uno de los encantos que se que agradan a las mujeres, mientras bailamos suavemente pude sentir como su respiración se agitaba cada vez más al ritmo de la música y sobre todo con el contacto de nuestros cuerpos, yo la acercaba con mis brazos de forma que sintiera ese abrazo fuerte pero a la vez tierno, le hablaba suavemente al oído diciéndole lo delicioso que bailaba y lo linda que era…

Poco a poco me fui excitando y pude hacerle sentir mi miembro totalmente duro contra su pelvis lo cual ella respondía recostándose más a mi, deslizando sus manos sobre mi espalda de forma cada vez más erótica, sentía cada vez más el calor de su rostro y eso me hacía dar cuenta que estaba logrando lo que buscaba, que era excitarla cada vez más y más, les confieso que no soy de esos hombres que se dejan llevar por el instinto de forma acelerada, sino por el contrario me gusta seducir y hacer que sean ellas quienes finalmente me pidan que les haga el amor al sentir que ya no pueden contenerse.

En un determinado momento le acerqué mi boca y nos fundimos en un beso apasionado, de lengua profunda, lo cual aproveché para deslizar mi mano por toda su espalda hasta su culo, pudiendo sentir lo duro que era…ella no tardó en bajar su mano y coger mi miembro por encima del pantalón, apretándolo con fuerza y diciendo lo rico y grueso que le parecía…fue en ese entonces donde decidimos mejor irnos para mi hotel a terminar lo que ya había empezado…durante el camino en el taxi ella me acariciaba la entrepierna sin que el taxista pudiera darse cuenta y yo deslizaba mi mano por entre su tanga sintiéndola totalmente húmeda…

Llegamos al hotel y en el ascensor pude sentir lo excitaba que estaba ya que la tomaba contra la pared, levantándola por el culo y cruzando ella sus piernas sobre mi cintura, lo cual nos excitaba más y más…al entrar a la habitación la recosté tras la puerta y sin dejarle decir nada empecé a besarla por el cuello, bajar y morderle los hombros, continuando hacia sus pechos sintiendo sus pezones totalmente parados empezando a chuparlos y morderlos con desenfreno sintiendo como gemía de placer lo que le hacía pedir más y más…mientras tanto con mi mano acariciaba su vagina que ya estaba totalmente húmeda, introduciendo mis dedos suavemente acariciándole el clítoris, notando lo rico que estaba, lo cual la hacía enloquecer y sin dejarla un instante me arrodillé corriendo suavemente su tanga, introduciendo mi lengua a lo cual ella abrió sus piernas empecé a darle una deliciosa mamada que le hacía apretar mi cabeza cada vez más contra ella…

Estuvimos así por un largo rato hasta que ella se corrió en mi boca, sintiendo esos deliciosos jugos…entonces ella me tomó y sin pensarlo me bajó el pantalón, arrodillándose quitó mi boxer y como poseída empezó a lamerlo de arriba abajo una y otra vez mientras me miraba a los ojos de manera lujuriosa, que rica verga tienes papi, mientras que yo se lo pegaba contra el paladar tomándola de la cabeza con fuerza…

Debo confesarles que uno de mis atributos ocultos es mi verga, ya que si bien no es exageradamente grande, tan solo 18 cm, su encanto radica en lo gruesa que es, ella besaba mis bolas y las introducía en su boca excitándome cada vez más, luego se lo introdujo en su boca degustándolo profundamente sin parar, suavemente, luego rápido y profundo, repetidas veces, que hasta que me hizo correr en su boca después de un tiempo, viendo como mi semen escurría por sus labios y se lo esparcía por sus senos…

Decidimos entonces ducharnos juntos para seguir con nuestra faena, nuevamente en la ducha empezamos a besarnos lo cual nos excitó, fue entonces cuando la recosté contra la pared como en el ascensor pero esta vez si la penetré como ella me pedía, cargándola de su culo con sus piernas sobre mi cintura, ahhhhhhhhhhhhh, dame duro papi, confieso que disfrutaba como loco con cada embestida, nuevamente tuvo un orgasmo que la excitó más y fue entonces cuando decidimos ir por fin a la cama no dejando de besarnos todo el tiempo…al tirarla en la cama, nuevamente la besé por el cuello y fui bajando hacia sus tetas, las cuales chupaba y mordía con suavidad sus pezones, jugando con mi lengua, luego bajé por todo su abdomen suavemente hasta llegar a su cuquita la cual estaba totalmente dispuesta para mi lengua, ella dobló sus piernas sobre su pecho abriéndose más para que mi lengua pudiera hacer de las suyas, sentía su clítoris y como apretaba mi cabeza con fuerza.

Aprovechando la situación bajé mi lengua hasta su ano empezando a lamerlo…después de estar unos instantes así me dijo que la clavara, ufffffffffffffffffffff, les confieso que me sentía en la gloria porque la penetraba así boca arriba con sus piernas sobre el pecho, sintiendo que le entraba totalmente, pero sobre todo viendo como pasaba su lengua por sus labios excitándome más, pidiéndome que se la metiera más duro, hasta el fondo, era algo increíble…

Luego la puse sobre mí a que cabalgara una y otra vez, viendo como mi verga entraba y salía, mientras con mis manos acariciaba sus tetas y en instantes la apretaba del culo para que se clavara con más fuerza, así estuvimos hasta que nuevamente tuvo otro orgasmo, mientras que yo disfrutaba de todo pero aún sin venirme…fue en ese entonces cuando la puse de medio lado estando yo encima de ella levantándole su pierna, clavándola nuevamente, esta es una de las poses que más las excita, ya que se estrecha más la vagina sintiendo más el roce de la verga contra ella….ella gemía y pedía más, así papi, métemela más, que rico ¡ahhhhhhhhh!

En ese entonces empecé a acariciar su ano con mi dedo aprovechando sus líquidos, lo movía en círculos dilatándolo poco a poco hasta que se lo introduje con su complacencia mientras no dejaba de clavarla por delante…ummmmmmmmm, empecé a acariarle desde dentro de su culo con mi dedo al mismo ritmo de mi verga por delante lo cual la excitaba más, al punto de pedirme que se la metiera por el culo, lo cual era lo que quería ya que me fascina el sexo anal…

La puse en cuatro patas y empecé nuevamente a meterle mi lengua en su ano mientras con mi mano le acariciaba el clítoris y ella gritaba de placer….luego poco a poco a meterle la cabeza de mi verga por el culo que ya estaba dilatado, suavemente al comienzo para luego metérsela toda y empezar a moverla deliciosamente, clávame más, ¡disfruta mi culo que desde hoy te pertenece!

Yo al tiempo le acariciaba su clítoris haciéndola excitar más, era demasiado delicioso, les confieso, penetrarla por el culo una y otra vez hasta sentir que ya no podía más y venirme dentro de el sintiendo como mi semen corría por el, nos recostamos en la cama abrazados por un largo rato, para luego iniciar nuevamente…así estuvimos toda la noche ya que ante tan deliciosa faena prefirió llamar a su casa a decirle a su mamá que tenía que quedarse en la casa de una compañera adelantando un trabajo importante…


Espero que les haya gustado la historia ya que al solo recordarla gocé escribiéndola para ustedes… me gustaría recibir comentarios… sobre todo de las damas y si son colombianas mucho mejor…

  • Visitas 18472
  • ¡VOTA!

Tags:    relatos eroticos   secretarias   sexo con maduras   treinteañeras  


COMENTARIOS

Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.

Jimmy3  |  30-12-2011
muy bueno


Para poder escribir comentarios tienes que registrarte. Es rápido y gratis, además podrás contactar con otros usuarios y enviarles mensajes!. Pincha aquí para registrarte en 1 minuto.


Buscar en Puritanas








registro

2001 - 2013 © www.puritanas.com | Diseño, imagenes y logotipo protegidos © | Solo mayores de edad. puritanas es una marca registrada y se perseguirá a todo aquel que haga uso de ella