una mesa, por favor…

Información extra del video

Este pequeño ciervo tenía tanta hambre que entró en el restaurante a lo bestia, rompiendo el cristal con su entrada y buscando una mesa como loco; eso, o es que lo pilló el toro en la cita con su novia, jeje.


humor
COMENTARIOS 0
    Dejanos aqui tu comentario

    Recuerda para poder escribir deberás de registrarte o en su defecto si ya lo estás deberás de conectarte en tu panel arriba de la web.

    VIDEOS DE HUMOR RELACIONADOS