Como un cencerro…

Información extra del video

Atónitos se quedaron los clientes de esta librería cuando, sin venir a cuento, una mujer empezó a gritarle al pobre dependiente que no daba crédito a la situación. Después de la tempestad siempre llega la calma y después de que su sistema neuronal volviera a funcionar, la señora siguió leyendo como si nada.

COMENTARIOS 0
    Dejanos aqui tu comentario

    Recuerda para poder escribir deberás de registrarte o en su defecto si ya lo estás deberás de conectarte en tu panel arriba de la web.

    VIDEOS DE HUMOR RELACIONADOS