una tentacion escocesa

Si tenías en mente que las chicas escocesas eran rudas y enormes, olvídalo porque esta preciosidad rubia no es nada de eso. Más bien tiene un cuerpo delicado y suave, no demasiado alto ni voluptuoso, y tumbada en la alfombra hecha con la suave lana de su tierra y con algunas prendas rojas, más bien parece el regalo perfecto para estas Navidades, aunque aún quede bastante.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS