simpatizando con sus nuevos alumnos

Menuda revolución se ha armado en el primer curso de la facultad con la nueva profesora de apoyo, que para empatizar con sus alumnos decidió presentarse el primer día vestida con una especie de uniforme estudiantil, pero que desde luego iba muy escaso de tela. Pobre profesora, no sabe que ha despertado la bestia ansiosa de sexo que todos los universitarios llevan dentro.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS