posando entre los arbustos

Desde luego, mi novia cada día me sorprende más con lo guarra que se está volviendo… Y es que la otra  noche estábamos en una fiesta en un chalet, entre amigos y junto a la piscina, y cuando volviamos de tomar una copa la tía se vio rodeada de arbustos y empezó a seducirme quitándose la ropa y diciéndome guarradas en la intimidad de las plantas. La verdad, me costó mucho no trincarla y follármela allí mismo.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS