mi esposa hungara es toda una guarra

Durante unos meses de trabajo que estuve en Hungría, conocí a esta chica, María, una veinteañera que me volvió loco en cuestión de días y con la que me casé antes de regresar a España. Todo iba bien hasta que empecé a presentarla a mis amigos, y descubrí que le gustaba más una polla que a un tonto un látigo, pasándose el rato coqueteando con ellos y a veces haciéndonos unas poses como la de estas fotos. Hasta ahora no creo que me haya puesto los cuernos, pero no sé cuánto tardará…

FOTOS CASERAS RELACIONADAS