el armario de una jovencita

Cuando mi vecina Nikky me invitó a curiosear en su armario de guerra, como ella lo llama, debí imaginar que iba a salir muy malito de allí, pero de todas formas no me habría ahorrado el placer de ver toda la ropa sexy y provocativa que ella guarda, y que sabe usar como nadie para poner caliente al personal.

FOTOS CASERAS RELACIONADAS